Fuentes históricas

¿Alguna vez se preguntaron cómo es posible que se sepa cómo se vestían los egipcios, cuál fue la ruta de Alejandro Magno en sus conquistas, o qué creencias tenían los primeros hombres… ? La pregunta que deberíamos hacernos es: “¿Cómo podemos conocer la historia?”. La respuesta es simple: a través de la investigación de las fuentes históricas. A continuación una breve explicación sobre los tipos de fuentes disponibles, su uso, y los problemas que tienen que sortear los historiadores al investigarlas.

FUENTE GRÁFICA. Cine Granat, circa 1925 (Foto: autor desconocido)
Las fuentes históricas constituyen la materia prima de la Historia. Comprenden todos los documentos, testimonios u objetos que nos trasmiten una información significativa referente a los hechos que han tenido lugar, especialmente en el pasado. Dentro de ellas, y considerando el valor que también tienen las demás, las Fuentes escritas son el apoyo básico para construir la Historia.
El historiador trabaja las fuentes históricas (“las interroga y contrasta”) para obtener de ellas la mayor información posible. Asimismo debe atender a su variedad, realizando una adecuada selección de las mismas.

Para poder conocer el pasado, los historiadores cuentan con distintos elementos que les brindan información sobre un determinado momento de una sociedad: las fuentes históricas. Prácticamente cualquier elemento que provenga de una sociedad del pasado nos puede aportar información útil para conocerla, si se lo estudia correctamente. Entre las distintas fuentes históricas que puede haber podemos destacar algunas:

  • Fuentes escritas: documentos oficiales (hechos por gobiernos) o privados (cartas, memorias), periódicos, obras literarias.
  • Fuentes gráficas: obras de arte,  fotografías, filmes, etc.
  • Fuentes monumentales: monumentos, edificios, restos arqueológicos de poblados, etc.
  • Fuentes orales: relatos de los protagonistas, leyendas transmitidas oralmente.
  • Fuentes naturales: restos humanos, restos de animales o plantas domésticas, evidencias de cambios climáticos.
FUENTE ESCRITA. Cartel del Teatro Edén de Toluca del 26 de septiembre de 1901. (Foto: Luis Recillas Enecoiz)

Hay que tener en cuenta que las fuentes históricas en base a las que se hace historia presentan algunos problemas. Muchas veces son escasas, o están incompletas o dañadas.

En muchos de los casos, lo que hoy es una fuente histórica fue creada en su momento con una intencionalidad determinada (como justificar un acto de gobierno o resaltar la figura de un gobernante), y hay que saber interpretar su grado de verdad (veracidad).

FUENTE GRÁFICA. Entrada del Villa y Zapata a la Ciudad de México. Hermanos Alva.

A veces ocurre que hay muchísimas fuentes sobre un tema o período histórico, y el historiador lo que debe hacer es seleccionar y concentrarse en algunas, las que les resulten más importantes dejando de lado otras.

Una vez que el historiador cuenta con la fuente histórica para su estudio, comienza una larga investigación o “crítica”, en la que se analizan todos los aspectos posibles para determinar que no se trate de un elemento falso.

FUENTE MONUMENTAL. Monumento a Cristóbal Colón en Toluca, circa 1905

Fuentes primarias:

Una fuente primaria es aquella que provee un testimonio o evidencia directa sobre el tema de investigación. Las fuentes primarias son escritas durante el tiempo que se está estudiando o por la persona directamente envuelta en el evento. La naturaleza y valor de la fuente no puede ser determinado sin referencia al tema o pregunta que se está tratando de contestar. Las fuentes primarias ofrecen un punto de vista desde adentro del evento en particular o periodo de tiempo que se está estudiando. Algunos tipos de fuentes primarias son:

  • documentos originales
  • trabajos creativos
  • artefactos
  • diarios
  • novelas
  • prendas
  • instrumentos musicales
  • minutas
  • artes visuales
  • ropa
  • entrevistas
  • poesía
  • apuntes de investigación
  • noticias
  • fotografías
  • cartas
  • autobiografías
  • discursos

Ejemplos: El diario de Concha Miramón, Constitución Política del Estado Libre y Soberano de México, discursos de Adolfo López Mateos, fotografías de Agustín Casasola.

Fuentes secundarias:

Una fuente secundaria interpreta y analiza fuentes primarias. Las fuentes secundarias están a un paso removidas o distanciadas de las fuentes primarias. Algunos tipos de fuentes secundarias son:

  • libros de texto
  • artículos de revistas
  • crítica literaria y comentarios
  • enciclopedias
  • biografías

Ejemplos: artículos de los semanarios proceso o Milenio Semanal, Reseña bibliográfica de un libro de historia de la Independencia, Pancho Villa de Freidrich Katz.

 

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s